miércoles, 2 de enero de 2019

EL APRENDIZAJE DE SER PADRES


Es evidente, que en el desarrollo de las personas, los padres tienen una gran responsabilidad. Sin embargo, nadie nace sabiendo ser padre, y muchas veces a lo largo de la carrera de la vida, nadie enseña a ser padre.

De este manera, a la vez que ser padre es una muy grande responsabilidad nos encontramos con la paradoja de que muy pocas personas o instituciones se preocupen por dar una formación seria y profunda para que las personas puedan cumplir con este tan trascendental rol.


CONSEJOS


Por tal motivo, es necesario que quien decida comprometerse con esta noble labor, o aun aquel que no lo pensó pero que está ya involucrado en este desafío, tome nota de algunos consejos.

Primero, nadie nace sabiendo, así que la paternidad responsable será una experiencia de aprendizaje constante. Así que quien quiera ser un buen padre tiene de antemano que asumir una actitud humilde y receptiva con la que podrá aprender haciendo en el camino.

Segundo, si bien es cierto que el aprendizaje se dará principalmente con la experiencia, eso no quita el poder asesorarse a través de grandes fuentes de información.

Tenemos a otros padres con experiencia que nos pueden compartir su vivencia formalmente o aun de manera distendida, casi como contando anécdotas. Casi de todo podemos sacar una lección...

También tenemos a muchos profesionales que nos pueden guiar: maestros, psicólogos, terapeutas, coaches, etc. Su colaboración, experiencia y conocimientos pueden ser muy valiosos...


Información disponible


En esta época podemos contar, asimismo, con un cuantioso arsenal de información a través de libros, revistas, internet, programas radiales y televisivos, vídeos, películas, etc. Vale decir, una gama de conocimientos y experiencias que pueden enriquecernos sustancialmente.

En el aspecto de conductas de riesgo, todo lo dicho anteriormente es válido, pero aparte contamos con instituciones especializadas en diferentes temas, sea drogas, sexualidad, problemas emocionales, embarazo adolescente, etc. Se cuenta pues con organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que brindan asesoría, materiales, consejería, terapia, y otros, que podrían ser muy bien aprovechados por los padres para poder guiar y apoyar a sus hijos.

El desafío está dado, implicará ante todo una decisión de madurar y estar listo para transmitir a la siguiente generación un legado de amor y conocimiento, con diferentes recursos que permitan a los hijos crecer y madurar integral y sanamente. A su vez, existen, a disposición de todo padre, una serie de posibilidades que solo hay que buscar con paciencia.

Para finalizar, podemos decir que será muy importante recuperar la labor pedagógica de las familias en el desarrollo de padres competentes, y asimismo, las autoridades civiles y eclesiásticas pueden cumplir un rol muy importante en la concientización y capacitación para el desarrollo de la paternidad responsable que promueva en los hijos un desarrollo integral y una liberación de situaciones de riesgo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario